top of page

PROPONE CONGRESO ESQUEMA DE DENUNCIA Y SEGUIMIENTO A DELITOS EN HOSPITALES Y UNIDADES CLINICAS



CHIHUAHUA, CHIH.- El Congreso de Chihuahua pidió a la Fiscalía General del Estado y de la Secretaría de la Función Pública, diseñen e implementen un esquema para la presentación de denuncias, seguimiento e investigación de delitos cometidos en hospitales y unidades de atención médica.

Asimismo, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para que establezca programas para prevenir prácticas discriminatorias en instalaciones de atención a la salud en la Entidad.

Lo anterior luego de que se aprobara la propuesta de la diputada Rosana Díaz Reyes, quien expuso que los hospitales son lugares sagrados donde las personas buscan atención médica y protección en momentos de mayor vulnerabilidad, donde todas las decisiones y circunstancias pueden definir la vida de una persona.

Los momentos más vulnerables, que podemos tener como personas, son aún más graves cuando nuestra salud nos impide defendernos, quejarnos o pedir ayuda. Hay dos problemáticas en particular que debemos señalar: La primera, son los abusos, la discriminación y en ocasiones omisión ejercida contra pacientes y usuarios de los servicios médicos. El segundo son los actos de acoso y abuso ejercidos contra el propio personal de salud.

Luego de enlistar una serie de casos en donde pacientes hospitalizados fueron víctimas de algún delito, señaló la importancia de que el Estado establezca mecanismos en los mismos centro médicos y hospitalarios para que todas las personas puedan recibir justicia; sobre todo en aquellos casos en los que si la ciudadanía por su situación de indefensión, desinformación y desventaja no pueden accionar los mecanismos del Estado.

Aunado a lo anterior, si exigimos un servicio médico de calidad, también observemos que el gran grosor del personal en los centros de salud son internos, residentes y personal transitorio, quienes en una continua situación de desigualdad se ven envueltos en tratos ahogantes, déspotas y muchas veces degradantes. Desde la prestación de internado de pregrado con exigencias más allá de las laborales, pues a pesar de tener la norma de descanso de dos días, con las guardias pueden cumplir jornadas de encierro hospitalario de 30 o 36 horas.

Es por lo anterior que se hace la petición a las autoridades correspondientes, para que se apoye tanto al paciente como a las y los médicos que atienden en las diferentes unidades hospitalarias y de salud.

0 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page